5 razones para brindar por tu salud cuando bebes una copa de vino

La vida puede ser estresante a veces, y una copa durante la comida o en una reunión con amigos siempre ha sido una buena manera de eliminar la tensión y la ansiedad de la vida cotidiana.

De hecho, nuestros ancestros han consumido diferentes tipos de bebidas alcohólicas fermentadas y destiladas durante más de 10 millones de años. En el caso específico del vino, en Sicilia se han encontrado restos de vino almacenados en ánforas de terracota que datan del año 4.000 antes de Cristo.

A pesar de que el vino ha sido un elemento básico de las tradiciones culinarias y las culturas de diferentes regiones de todo el mundo durante miles de años, también existe una suposición generalizada de que esta es una tradición que, aunque puede hacernos felices, no es necesariamente buena para nuestra salud.

brindis restaurantSi bien el consumo excesivo de alcohol sin duda trae consigo una serie de efectos negativos para la salud, investigaciones recientes han descubierto que el consumo moderado de vino tiene varios beneficios. Seguramente a los amantes del vino de todo el mundo les alegrará conocer los beneficios de salud que conlleva su placer culpable favorito:

  1. Alto en antioxidantes: A menudo escuchamos que varios tipos de alimentos saludables tienen un alto contenido de antioxidantes. Desafortunadamente, pocos de nosotros tenemos alguna idea de qué hacen los estos componentes para nuestra salud y por qué son buenos para nosotros. Dicho en términos simples, los antioxidantes ayudan a combatir los “radicales libres” que conducen a varios problemas de salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares e inflamatorias, cataratas e incluso cáncer. Los amantes del vino pueden alegrarse por el hecho de que los altos niveles de fenoles en el vino son extremadamente ricos en antioxidantes y ayudan a combatir estos radicales libres. Cuando se trata de vino blanco vs vino tinto, un estudio reciente de una universidad española descubrió que el vino blanco tiene niveles más altos de fenoles y, por lo tanto, mayor cantidad de antioxidantes.
  2. Menor Riesgo Cardiovascular: Muchos wine lovers también estarán felices de saber que una copa de vino al día también es buena para la salud cardiovascular. Si bien tanto el vino blanco como el vino tinto se consideran buenos para el corazón, el vino tinto aportaría más beneficios para la salud al músculo más importante de su cuerpo. Un estudio reciente de la Revista del Colegio Americano de Cardiología encontró que las personas que consumían 1 ó 2 copas de vino al día tenían un 25-30% menos de probabilidades de tener algún tipo de problema cardiovascular en el futuro.
  3. Mejora la salud del hígado: Si bien la mayoría de la gente sabe que el consumo excesivo de alcohol puede provocar cirrosis hepática, una cantidad moderada de vino tinto puede mejorar la salud del hígado general.Beber vino no solo es seguro para su hígado, también podría reducir el riesgo de enfermedad hepática no alcohólica (NAFLD, por sus siglas en inglés). Un estudio ha demostrado que las personas que consumen una copa de vino al día tienen un 50% menos de probabilidades de sufrir esta afección. Sin embargo, una de las cosas que debes evitar es mezclar tu copa de vino con un vaso de cerveza u otra bebida alcohólica. Las personas con tendencia a combinar estas bebidas tienen cuatro veces más probabilidades de padecer NAFLD.
  4. Es bueno para tu cerebro: Otro beneficio que no muchos conocen es que una copa de vino al día, en especial si es tinto, sería buena para la salud del cerebro. Esa copa no solamente te ayuda a despejar la cabeza, sino que también contribuye a disminuir la inflamación cerebral que podría conducir a enfermedades neurológicas crónicas en el futuro. Asimismo, el vino puede ayudar a eliminar toxinas en varias regiones importantes del cerebro, incluyendo las que se sabe que causan la enfermedad de Alzheimer.
  5. Manera única de prevenir la diabetes: Una ingesta excesiva de azúcar ciertamente no es buena para las personas con riesgo de diabetes. Si bien es posible que quiera evitar vinos excesivamente dulces, los vinos tintos secos, como Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir, Shiraz / Syrah, Zinfandel, Sangiovese o Cabernet Franc, reducen el riesgo cardiometabólico en las personas que sufren de diabetes tipo 2. Además, los niveles moderados de etanol en el vino facilitan la metabolización de la glucosa, lo que ayuda al cuerpo a defenderse naturalmente frente a la aparición de la diabetes.

Otros beneficios del consumo moderado de vino

Si bien todos los beneficios para la salud mencionados anteriormente son importantes, la lista de ventajas para la salud sigue, incluyendo:

  • El vino tinto tiene altos niveles de resveratrol, un importante antioxidante antienvejecimiento. Combinado con los beneficios del vino tinto como un alivio del estrés, esto puede conducir a la lucha contra los radicales libres que contribuyen al envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad.uva pinot noir
  • El vino también puede ayudarlos a alcanzar sus objetivos de pérdida de peso. Un estudio reciente descubrió que el resveratrol contribuye a convertir la grasa de su cuerpo en el tipo de grasa que es más fácil de quemar.

Entonces, la próxima vez que se sienten con una copa de vino después de un día agotador en el trabajo, no hay razón para sentirte culpable o preocupado por tu salud. Una cantidad moderada de vino después de un largo día de trabajo es visto por muchos como una manera de relajarse y descansar. Además, esa copa de vino podría estar haciendo maravillas para su cuerpo al mismo tiempo que les ayuda a relajarse. ¡Estas razones bastan para hacer un brindis con una copa de vino y también para reducir la factura del médico!

Acerca del autor

Sara O Brown es una madre trabajadora, vive con su esposo dentista y su adorable perro, Casper. Viajera y cociera apasionada.
Colaboradora habitual de https: //www.findrarewhisky.com/whiskylife/

Compartir

¿Eres mayor de edad?

Lo sentimos

No puedes acceder al contenido del sitio si no eres mayor de edad.