Concha y Toro

Concha y Toro 05/06/2015

7 accesorios para disfrutar el vino como un profesional

Compartir

Existen muchos artefactos que se han creado para hacer más fácil la vida a los amantes del vino. En esta oportunidad destacamos algunos elementos básicos que no pueden faltar y otros que podrías pensar en incorporar.

1 – Sacacorchos:

sacacorchos

 

 

El sacacorchos es un elemento fundamental. Un verdadero amante del vino debe tener el suyo siempre a mano. Es verdad que existen vinos con tapa rosca, pero la mayoría están sellados con un corcho.

Hay sacacorchos de palanca, de alas, incluso eléctricos, pero el más recomendable es el de dos tiempos, por su tamaño, sencillez y efectividad.

decantador

2- Decantador

 

Como hemos visto en nuestro Wine Blog, algunos vinos necesitan “respirar” unos momentos antes de ser bebidos, sobre todo aquellos de cosechas antiguas.

El decantador permite que el vino se exprese mejor, tanto en aromas como en cuerpo. Solo debes verter el vino en el decantador, moverlo un poco y esperar unos minutos. No olvides mantenerlo limpio y sin olores.

aireador

3- Aireador

 

Cumple la misma función del decantador, pero en menos tiempo. Se coloca en la botella al momento de servir para que el vino circule por un filtro, oxigenándolo justo antes de llegar a la copa.

Hay distintos tipos de aireadores: de metal, de plástico y de vidrio, algunos con diseños innovadores y otros que destacan por ser simples y prácticos.

cortagotas

4- Cortagotas

 

Es muy recurrente que algunas gotas resbalen por la botella al momento de servir, manchando la etiqueta, la ropa y/o el mantel de la mesa.

Para evitar esto, existen los cortagotas, una especie de anillo que se coloca en el cuello de la botella para que absorba esas molestas gotas. Otro tipo de cortagotas es aquel que se introduce en la «boca» de la botella, formando un canal por el que pasa el vino, evitando que gotee.

Copa CyT

5- Copas

 

Las copas son fundamentales, no solo para hacer sonar el brindis, sino que también para apreciar todas las cualidades del vino. Una buena copa permitirá que el vino se oxigene bien y además le dará al catador la posibilidad de observarlo y olerlo mejor.

Otro aspecto positivo, es que, al sujetar la copa por el tallo (como corresponde), evitamos que el vino se caliente con la temperatura de la mano. Importante: al momento de lavar las copas debemos tener cuidado de no dejar residuos de detergente, ya que esto podría arruinar nuestro vino.

tapon

6- Tapones

 

Al abrir una botella, lo más recomendable es beberla toda. Sin embargo, si necesitas guardarla para seguir bebiendo en otro momento, es muy importante que quede bien sellada para que el vino mantenga su calidad.

Hay tapones, la mayoría de silicona, que se encargan de eso. Por supuesto, también puedes usar el mismo corcho de la botella, si es que se encuentra en buen estado.

Hielera

7- Cubetera

 

La forma más fácil de enfriar un espumante o un vino blanco es poniéndolo en una cubetera con hielo y agua. Resulta muy práctico cuando se está en un lugar muy caluroso, sin embargo, debemos ser cuidadosos y evitar que nuestro vino o espumante se enfríe demasiado.

Por ejemplo, los espumantes, rosados y late harvest deben estar a unos 6° u 8°. Mientras que los vinos Sauvignon Blanc y Riesling a 8° o 10°. Por su parte el Chardonnay debe estar entre los  8° y 10°, dependiendo de su paso por barrica.