Comprar una caja de vinos, ¿vale la pena?

access_time 2018 · 09 · 11

Una caja de vinos, misteriosa, llena de sorpresas, no solo se traduce en un ahorro, sino además nos permite satisfacer una serie de situaciones muchas veces inesperadas. Hoy: ¿Por qué y cómo comprar una caja de vinos?

Una caja puede ser de 6 ó 12 botellas de vino. Es el número estándar cuando compramos directamente de las viñas. Naturalmente, si estamos haciendo compras en una tienda de vinos, la caja teóricamente puede tener más o menos botellas. Además, puede ser una caja con diferentes vinos o cosechas. Pero, hoy, quiero que nos concentremos en una caja de un mismo vino.

Como mencioné, una buena fuente de compra es directamente de la viña. Su segunda opción es el supermercado, especialmente si su vino favorito está en oferta. Una tercera alternativa es una tienda especializada u online como www.descorcha.com. Existen, además, varios clubes que envían periódicamente exclusivas cajas de vinos.

Caja Carmin de Peumo

Alguien podría decir: ¿para qué una caja si puedo comprar una botella diferente cada vez? Primero, existe una consideración económica. Habitualmente, obtenemos un descuento por la compra de una caja o un mayor número de botellas. Si compran un vino diario, módico, quizás el descuento no se sienta demasiado. Pero al adquirir un vino más ambicioso, Premium o ícono, les aseguro que sus ojos van a brillar de felicidad por el buen negocio que hicieron.

En el caso de un vino ícono, una cosecha maravillosa o una línea limitada, esa compra puede ser una excelente inversión. Después de un par de años, pueden vender esos vinos a un mayor precio a coleccionistas o wine lovers. Incluso pueden compartir el gasto entre amigos para que la inversión no sea tan onerosa.

Un gran argumento para comprar una caja de un mismo vino es el tema de guarda en botella. Cuando les gusta un vino en particular, es una verdadera aventura poder descorchar el mismo vino cuando es joven, después un año, o después cinco o incluso diez. La compra de una caja les permite descubrir la naturaleza cambiante de un vino.

Caja Terrunyo Carmenere

Hay varias situaciones cotidianas que absolutamente hablan a favor de la compra de una caja de vino:

  1. Una botella salió acorchada y en unos minutos más llegan sus invitados. Ningún problema. Pongan a enfriar una nueva botella.
  2. Siempre tendrán un buen regalo a mano para una situación inesperada. Una botella de vino es un regalo súper versátil, para gente de diferentes edades, profesiones y hobbies.
  3. Llegan a casa esos infaltables amigos sin previo aviso. Mientras preparan algo rápido para comer, inmediatamente pueden ofrecerles una copa de vino. Además, recuerden, hay muchos días feriados durante del año y la mayoría de las tiendas están cerradas. En esos días una caja nos salva la vida.
  4. Están educándose en el tema de vinos, prueban mucho y realizan degustaciones comparativas. En este caso, necesitan varias botellas de un mismo vino.
  5. Si les gusta beber un poco de vino cada día con su cena, sale definitivamente más económico. Les recuerdo que una copa de vino al día, especialmente tinto, es beneficioso para nuestra salud por su aporte de antioxidantes.
  6. Por último, si organizan una fiesta, las cajas de vinos son mucho más convenientes. Calculen media botella por persona y no se olviden de que sus invitados no manejen de vuelta, para que disfruten el vino y lleguen sanos y salvos a sus casas.

Compartir

¿Eres mayor de edad?

Lo sentimos

No puedes acceder al contenido del sitio si no eres mayor de edad.