La elegancia del Chardonnay y sus maridajes

access_time 2014 · 05 · 22

El Chardonnay es una de las variedades blancas más cultivadas del mundo. Esta cepa proviene de Francia, principalmente de Champaña y Borgoña. Sin embargo, las diferentes denominaciones del mundo son capaces de producir vinos de los más variados estilos.

Las características de suelo y clima marcan la textura y calidad del Chardonnay. También los tipos de vinificación son decisivos para definir su carácter. El nivel de madurez de su fruta, o si es fermentado o no en barrica, son aspectos fundamentales para moldear la personalidad del vino que disfrutaremos en nuestra copa.

sauvignon blanc

Esta nota particular que reconocemos en el Chardonnay, conocida como “aroma de pan”, proviene de la guarda en barrica. Este toque de madera nos permite sentir aromas de pan fresco o de masa de levadura. La vinificación en roble entrega también la estructura que nos da esa sensación de volumen en boca.

A pesar de que el Chardonnay guardado en barrica presenta notas de mantequilla, vainilla y crema, no nos olvidemos de que, como toda variedad blanca, posee una acidez marcada y gran frescura.

Las notas frutales más clásicas de la variedad son: pera, miel, almendras y manzana. Cuando el Chardonnay proviene de un clima cálido, presenta un cuerpo más voluptuoso y grueso. Por lo mismo, las temperaturas cálidas se traducen en un nivel de alcohol más alto en el vino.

Amelia Chardonnay proviene del clima fresco del valle de Casablanca. Marcado por la influencia del Pacífico, con sus nieblas matinales y el aire fresco del mar, sus uvas maduran lentamente, logrando un gran balance entre azúcar y acidez.

Amelia Chardonnay luce aromas de manzana verde, limón, pera, almendras, flores y algunas notas minerales. Tiene una acidez alta, pero al mismo tiempo una estructura voluptuosa.

Esto nos permite hacer un buen maridaje con platos más potentes, como por ejemplo salmón grillado con mantequilla y salvia. Amelia Chardonnay es un vino elegante, fino y con un gran equilibro entre su cuerpo y frescura. Su versatilidad permite maridarlo con sabrosas recetas, como ensalada César, con un crujiente pollo frito y un toque de salsa en base a mayonesa, o ensalada Mesclun o provenzal, con cubitos de mango, jamón y almendras.

Si está buscando algún plato más oriental, le recomiendo un delicioso pollo Makhani con arroz basmati. ¿Qué le parece almorzar hoy Spaghetti Carbonara? Le aseguro que este plato representa un excelente maridaje con Amelia Chardonnay. ¡Y demora solo 20 minutos en prepararlo!

Spaghetti Carbonara

Ingredientes para 4 personas

Carbonara

  • 400 g spaghetti
  • 200 g panceta ahumada, cortada en cubitos
  • 50 g mantequilla sin sal
  • 2 dientes de ajo, pelados pero enteros
  • 3 huevos
  • 150 ml crema fresca
  • 150 g queso Grana padano, parmesano o pecorino rallado; guardar una porción de queso para completar el plato con sal y pimienta negra recién molida. 

Preparación

  1. Prepare todos los ingredientes: corte la panceta en cubos, ralle los quesos y aplaste el ajo con un cuchillo, sólo para magullarlo.
  2. En un sartén, caliente la mantequilla. Cuando esté derretida, agregue la panceta y fría en un fuego medio. La grasa debe derretirse y la panceta lucir crujiente y dorada. Retírela del fuego.
  3. Para la salsa Carbonara, quiebre los huevos, y en un bol, mézclelos con la crema y los quesos.
  4. Cueza los espaguetis en agua hirviendo con sal y aceite hasta que estén “al dente”.
  5. Agregue el ajo a la panceta y vuelva a freír en fuego rápido durante 1-2 minutos, hasta que el ajo esté cocinado.
  6. Saque la pasta del agua, colóquela en un sartén a fuego lento. Agregue la mixtura de huevos y crema. Con la panceta caliente y el ajo, mezcle brevemente todo hasta que la salsa espese y luzca muy cremosa.
  7. Sirva con queso rallado y pimienta negra recién molida.

 

Compartir

¿Eres mayor de edad?

Lo sentimos

No puedes acceder al contenido del sitio si no eres mayor de edad.