Maridaje: Nuestro pan de cada día

access_time 2020 · 02 · 10

Desde que el primer cereal primitivo se comenzó a moler para hacer pan, hace quizás 30.000 años, ha sido uno de nuestros alimentos más queridos.

De hecho, la única vez que el pan ha caído en desgracia en su larga historia fue cuando el mundo se vio atrapado por la moda de las dietas bajas en carbohidratos en la década de 1990 y principios de la de 2000, eliminando todo un grupo de alimentos y favoreciendo las proteínas y las grasas.

Pero en los últimos años, el pan ha vuelto en todo tipo de formas diferentes, ya que los chefs y comensales volvieron a enamorarse de este alimento tan versátil.

Desde los panes de masa madre artesanales hasta los panes planos y el humus de Oriente Medio, las opciones sin gluten y el colorido pan de verduras, no hay nada que el pan no pueda ser o hacer. Preparado para que lo compartamos en las redes sociales y con nuestros amigos, el pan puede ser mucho más innovador, colorido y excitante de lo que nunca pensaste. Añade unos pocos acompañantes y un vaso de vino, y tendrás una comida completa a partir de los más humildes ingredientes.

Pan de betarraga

Es uno de los nuevos tipos de pan que ha conquistado Instagram: un pan que incluye los beneficios añadidos de los vegetales, que lo tiñen de diferentes colores. Se trata del pan de betarraga, una forma sencilla y sana de cambiar un poco  las cosas, que se caracteriza por ser de un color rojo único. Más que una simple adición a tus publicaciones en las redes sociales, el color extra de este pan es justo lo que necesitas para alegrar tu comida. Esta atractiva opción, junto con otros panes vegetales, como el de calabacín o, incluso, el de calabaza, está creciendo en popularidad cada día, y si quieres un pan inolvidable, éste es el indicado. Puedes probar a servir pan de remolacha con un suave humus y nueces para una mezcla crujiente y sabrosa.

post-3-wb
Ph: Akis Petretzikis

El pan y el vino están hechos el uno para el otro, y un rico humus en pan de remolacha marida perfectamente con Casillero del Diablo Reserva Pinot Noir. Este tinto joven y frutal tiene un suave aroma a fresa y frambuesa, y equilibra perfectamente la rica remolacha y el humus, así como cualquier otra combinación de vegetales.

Masa madre

La masa madre, a base de levadura y bacterias producidas de forma natural, fue probablemente la forma de hacer pan durante la mayor parte de la historia hasta hace 150 años, cuando se inventó la levadura de panadería manufacturada. El aumento de la popularidad de los alimentos fermentados y las opciones con bajo contenido de gluten han devuelto a la vida diferentes tipos de panes; la levadura de acción más lenta de la masa madre hace que se descomponga más gluten durante el horneado. Los antiguos egipcios ya comían pan de masa fermentada, y ahora también quienes quieren un gran sabor, menos elementos artificiales y menos estrés digestivo.

El interesante sabor de este pan invita a los sabores fuertes a competir con él. Prueba las tostadas con ajo y setas shitake, y saborea la combinación de la masa madre, que ligeramente ácida, con el sabor fuerte del ajo y el umami de las setas.

Realza las cualidades sencillas de las setas con un Marqués de Casa Concha Pinot Noir. Los complejos sabores a bayas rojas con un toque de regaliz complementarán la masa madre ligeramente ácida, y su exuberante y refinado sabor equilibrará las setas. Esta uva es conocida por su elegancia y sus sutiles sabores.

post-1-wb
Ph: Eat well

Pan sin levadura

El pan sin levadura es tan maravillosamente rústico y simple que parece que cada país y cultura tienen una versión propia. Hay panes sin levadura en el Medio Oriente que datan de los tiempos bíblicos, pan pita en Grecia, tortillas en México y pan naan en la India. Y con cada tipo diferente de pan sin levadura hay un ingrediente, salsa o acompañamiento diferente con el que disfrutarlo.

Suaves por dentro y crujientes por fuera, los panes sin levadura son perfectos para el queso feta y el relleno de hierbas al estilo griego. Esto marida bien con un blanco seco y fresco, que corta la masa más pesada y hace que el queso feta se destaque. Prueba con un Casillero del Diablo Sauvignon Blanc y disfruta de la combinación brillante y audaz de sabores afrutados. La uva empleada se cultiva junto al océano Pacífico en los valles vitivinícolas de Chile, y las temperaturas más frías producen un sabor particularmente fresco.

Post-4 (2)

Pan sin gluten

El pan sin gluten, que inicialmente se encontraba en herbolarios y supermercados especializados, experimentó un importante impulso de popularidad a finales de 2018 y no ha dejado de crecer desde entonces. Para aquellos con un sistema digestivo al que no le apasiona del gluten, este pan no contiene proteínas de trigo, cebada o centeno. Los precios del pan sin gluten han bajado; la calidad, la textura y el sabor han mejorado significativamente. El futuro de la digestión parece ser bajo en gluten, por lo que este pan adelantado a su tiempo ya está marcando la diferencia en el mercado del pan.

Para un maridaje de pan y vino prueba con tomates cherry en rodajas finas sobre una cama de guacamole con un chorrito de limón. Degusta un Casillero del Diablo Reserva Pinot Grigio, y deja que la fresca y afrutada ligereza corte el sabor graso y dulce del aguacate, y la húmedad y densidad de este pan. Cultivada en el valle de Limari, esta uva tiene la mezcla perfecta de manzana, pera y membrillo, típica de los vinos del sur del Pacífico e ideal para servirse con pan sin gluten.

post-2-wb
Header ph: Schär

Compartir

¿Eres mayor de edad?

Lo sentimos

No puedes acceder al contenido del sitio si no eres mayor de edad.