Polifenoles, la paradoja francesa

¿Por qué los franceses -conocidos por sus comidas ricas en grasas saturadas- tienen bajo porcentaje de mortalidad al corazón? Es de común conocimiento el que mientras más grasas incluya una dieta diaria, mayor es la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. Entérate del porqué, en el siguiente artículo.

Curiosos por explicar la causa de esta “paradoja francesa”, a fines de los 80 y principios de los 90, numerosos científicos se dedicaron a estudiar la asociación que había entre la mortalidad cardiovascular y el consumo de distintos alimentos en 21 países, incluyendo verduras, aceites vegetales, frutas, productos lácteos y vino. Los resultados fueron sorprendentes: se descubrió que tomar vino, especialmente el tinto, ayudaba a contrarrestar el daño que producían las dietas altas en grasas.

La “magia” del vino

tomando vino 2Los responsables de este beneficio son los polifenoles: compuestos químicos, famosos por su capacidad antioxidante, que están presentes en las plantas y vegetales, pero también en bebidas como el vino.

Nuestras células necesitan hacer procesos de intercambio de oxígeno para vivir (lo que se conoce como oxidación), en donde producen moléculas altamente reactivas llamadas radicales libres. Sin embargo, factores como el estrés o una alimentación inadecuada (por decir algunos), desencadenan un mal funcionamiento a nivel celular, lo que produce un “estrés oxidativo” Esto significa que las células no absorben bien el oxígeno, por lo que aumentan la producción de radicales libres, lo que finalmente, afecta la salud de sus tejidos y órganos provocando enfermedades.

La “magia” de los polifenoles consiste justamente en aumentar la capacidad antioxidante del plasma sanguíneo, protegiendo de este “estrés” a nuestro cuerpo.

Ésta es una de las razones por las cuales los doctores recomiendan tomar una o dos copas de vino al día, ya que al ser una excelente fuente de estos químicos, ayudan a prevenir enfermedades asociadas al daño oxidativo tales como artritis, ateroesclerosis, demencias y cáncer.

Otros alimentos ricos en ellos son las uvas y berries. Es por eso que te recomendamos que si quieres comer un rico y sano postre, lo hagas con estas frutas y las acompañes de una rica copa de vino Concha y Toro. Nuestra recomendación: Rosé Frontera o Rosé Casillero del Diablo, Late Harvest Casillero del Diablo y Moscato Frontera­­­­­­­.

Ya lo sabes: cuando te prepares para tomar una copa de vino, no sólo estarás disfrutando un momento de placer, sino que también estarás cuidando tu salud.

Fuentes:

 

Compartir

¿Eres mayor de edad?

Lo sentimos

No puedes acceder al contenido del sitio si no eres mayor de edad.