Concha y Toro

Ania Smolec 04/07/2013

¿Qué nos dice la cosecha indicada en la etiqueta?

Compartir

En un viñedo el año se aprecia en cuatro momentos: el otoño comienza después de la cosecha anterior; el invierno, es cuando el viñedo descansa; la primavera, cuando se inicia un nuevo ciclo de crecimiento; y el verano, cuando la uva madura, hasta el otoño, cuando se avecina la siguiente cosecha. El año en que las uvas fueron cosechadas es el que está indicado en la etiqueta.

Es un momento muy emocionante, cuando se muestra el resultado de todo un año de trabajo y cooperación entre la naturaleza y los viticultores y enólogos.   Es el momento de la verdad.

Por terroir se entiende la  ubicación geográfica del viñedo, tipo de suelo y clima. Es un factor constante, cada año es el mismo, salvo variaciones climatológicas.

El terroir y la variedad determinan cierto potencial ideal, óptimo que los enólogos están tratando de lograr. Sin embargo, todos los cambios de temperatura, las precipitaciones, el número de días con sol y nublados,  los vientos, las posibles heladas o la nieve, todos prejuzgan en gran medida la calidad de las uvas durante la vendimia y el vino.

¡Es por eso que podemos afirmar que no hay dos cosechas iguales!

label1