Todo a la parrilla

access_time 2020 · 08 · 14

Ya sea en carnes, vegetales o frutas, no hay como cocinar a las brasas con esa distintiva nota ahumada. Aquí te contamos cuáles son los mejores vinos para maridar con lo que se ocurra tirar a la parrilla.

Pero antes de que empieces con los preparativos, y si es un día muy caluroso, te recomendamos que pongas a enfriar todos tus vinos, especialmente los tintos. Incluso los vinos tintos más robustos saben mejor cuando están a temperatura ambiente (no más allá de 18 °C). Por cierto, no está demás decir que los vinos siempre sabrán mejor en copas de vidrio que en vasos plásticos (y de paso ayudamos a cuidar el medio ambiente). Por último, dado que el fuego toma su tiempo en estar listo, te invitamos a descorchar un espumante como Devil’s Collection Brut que marida de maravillas con los primeros piqueos de tu parrilla y hará de la espera un momento mucho más agradable. Y ahora, ¡a disfrutar!

  • Salmón grillado & Rosé
Salmon2

Para pescados grasos como el salmón o la caballa -cuyos sabores se exacerban cuando son preparados a las brasas-, un vino con refrescante acidez, jugosa frutosidad y cuerpo no tan ligero como Casillero del Diablo Rosé, balanceará la mezcla sin opacar su delicada carne. Mientras que las notas a mora y ciruelas frescas del vino, le darán otra dimensión de sabor a este rico pescado. Si prefieres los pescados blancos, un vino blanco con algo de madera y notas a mantequilla como Casillero del Diablo Chardonnay, será una mezcla simple y sofisticada a la vez. 

 

  • Choclo a la parrilla & Chardonnay
Choclo-2

Gracias a su dominante sabor dulce y a frutos secos, este debe ser uno de los vegetales más fáciles de maridar con vino. Más aún cuando lo llevamos a la parrilla, intensificando esos sabores con una nota ahumada, que junto a un poco de mantequilla se transforman en el irresistible acompañamiento para Casillero del Diablo Chardonnay. Su guarda en barricas de roble francés le aporta suaves toques a vainilla y a pan tostado, la alianza perfecta para esta versión del choclo.

 

  • Carnes rojas & Cabernet Sauvignon
carne2

Probablemente sea uno de los maridajes más obvios si de parrilla se trata, pero no está demás recordar su razón. Para cortes de carnes grasos, aliñados con sal y mucha pimienta, vinos profundos con notas a frutas negras, tabaco y especias son un gran complemento. Sobre todo aquellos vinos con una importante presencia de taninos que limpian el paladar y balancean la grasitud de la carne con sus notas jugosas, como Casillero del Diablo Cabernet Sauvignon. Ahora, un Syrah, Malbec o Carmenere también funcionarían de maravillas. Tú eliges. 

 

  • Brochetas de verduras & Pinot Noir
vegetales
Ph: The Spruce Eats

Los vegetales grillados y las ensaladas crudas crujientes suelen maridar muy bien con vinos blancos porque son frescos, livianos y no opacan el sabor de las verduras. Sin embargo, Casillero del Diablo Pinot Noir es un vino de cuerpo intermedio que marida perfecto cuando escogemos verduras con notas terrosas como las papas, el camote o los champiñones. Una buena idea es hacer brochetas con champiñones, berenjenas y zapallitos italianos, para acompañar o sustituir la carne, además marida muy bien junto a una copa de Pinot.

 

  • Pollo asado a las hierbas & Sauvignon Blanc
pollo2

Un clásico ingrediente y que nunca falla cuando prendemos el fuego, es el pollo. Cualquiera sea su corte, ojalá con hueso, el pollo es una de las carnes que más sabor gana a la parrilla. Ya sea con adobos muy especiados, picantes o simplemente con un toque de hierbas como orégano, esta carne marida mejor con vinos blancos crujientes y herbales como Casillero del Diablo Sauvignon Blanc. Pero si ya abriste un Chardonnay, es perfecto también. O si prefieres los vinos tintos, uno de cuerpo liviano como Casillero del Diablo Pinot Noir sería una adecuada elección. 

 

  • Piña a la parrilla & Espumante
pina2
Ph: Wine and Glue

Si eres vegetariano o estás pensando en un rico y liviano postre para después de tanta carne, la piña es una fruta que puedes asar lentamente desde que enciendes la parilla y que te sorprenderá con su resultado. Los jugos se caramelizan, pero la piña sigue conservando su acidez y dulzor, que junto a un vino blanco o espumante como Devil’s Collection Brut son una exquisita y refrescante manera de terminar tu velada junto al fuego. ¿Otra fruta que funcione a la parrilla y con espumante? ¡El plátano, con cáscara y todo!

Compartir

¿Eres mayor de edad?

Lo sentimos

No puedes acceder al contenido del sitio si no eres mayor de edad.