Concha y Toro

Francisca Jara 16/08/2021

Todo sobre el vino

Las lías del vino, ¿qué son y para qué sirven?

Compartir

Si ya escuchaste o leíste sobre las lías, pero no entiendes exactamente de qué se tratan, antes que todo debes saber que no son agentes externos ni añadidos. Sino que son totalmente naturales. El detalle te lo explicamos a continuación.

¿Alguna vez dejaste un jugo de fruta recién exprimido por horas en la mesa, y luego estaba “separado” en dos? Este simple ejercicio doméstico que nos permite ver cómo los componentes más pesados del jugo se van al fondo del vaso, es también un ejemplo para identificar a las lías del jugo. Lo mismo ocurre con el mosto de uva (el jugo de uva con o sin hollejo): las lías son la materia sólida y viscosa que queda al fondo de una barrica o tanque luego de su fermentación.

Las sustancias que conforman las lías dependerán del momento en que estas se produzcan. Cuando hablamos del mosto, sus lías principalmente se conforman de polisacáridos (pequeñas cantidades de azúcar), ácidos grasos y levaduras. Mientras que las lías del vino son bacterias lácteas, polifenoles, ácidos grasos y levaduras ya muertas. Las cuales, además, con el paso del tiempo se descomponen, aportándole mejoras al vino de forma totalmente natural.

Sin embargo, cuando decimos que las lías benefician al vino, nos referimos a las lías finas. Aquellas que son menos pesadas que las pepas de uva, hollejos y tartratos (más conocidas como lías gruesas, que se eliminan por trasiego porque no aportan nada bueno al vino), y que quedan en suspensión gracias a distintas técnicas como el battonage. La cual consiste en revolver el vino con un bastón para que las lías finas entren en mayor contacto con el vino y le entreguen sus beneficios, como ocurre en la vinificación de Marques de Casa Concha Rose Cinsault

El trabajo con las lías es mucho más común en vinos blancos que se fermentan en barrica y a los cuales se busca darle más complejidad en aromas y texturas. Las levaduras aportan aromas más intensos y que recuerdan a pan recién horneado. Mientras que los ácidos grasos le darán al vino más volumen y untuosidad en boca, lo cual reduce su astringencia. Al mismo tiempo que el vino alcanza una mayor estabilidad y mejor oxidación porque las lías absorben oxígeno.

Otros dos vinos que se crían en barricas sobre sus lías con battonage, son Gravas del Bío Bío Sauvignon Blanc y Marques de Casa Concha Chardonnay Edición Limitada. El primero con notas a cítricos y flores blancas, destaca por su gran intensidad y elegancia en boca. Mientras que el segundo, se muestra profundamente concentrado en boca, con gran estructura y notas grasas. Sin dudas, dos grandes ejemplos para comprobar el trabajo que hacen las lías. 

Luego, no podemos dejar de mencionar el método tradicional de vinificación de espumantes, donde la permanencia del vino sobre sus lías finas aporta ese inconfundible aroma a pan tostado, crema, flores o frutos secos, por nombrar algunos. Al mismo tiempo que permiten que se desarrollen burbujas más finas y una corona de espuma mucho más firme.

Vinos Relacionados

20
20

Rosé Cinsault
Ver más

20
19

Sauvignon Blanc
Ver más

20
18

Chardonnay Edición Limitada
Ver más