Concha y Toro

Francisca Jara 02/02/2021

Lifestyle

¿Puede la música mejorar el sabor de un vino?

Compartir

¿Te habías dado cuenta de que el vino y la música comparten la cualidad de hacernos sentir?

Sobre este vínculo investigó el profesor de psicología Adrian North (de la Universidad de Heriot Watt en Edinburgo), quien el año 2008 publicó sus resultados en un estudio. Este demostró que escuchar música mientras bebes un vino, hace que el sabor de esta bebida pueda cambiar.

Y es que la música no sólo es capaz de influir en nuestros estados de ánimo, sino que los tipos de música también pueden afectar en la percepción organoléptica (cómo percibimos los aromas y sabores) de un vino.

Quizá te preguntarás ¡¿Y cómo?! Bueno, la música fue elegida según sus estilos: ‘potente y pesada’, ‘sutil y refinada’, ‘chispeante y refrescante’ o ‘melosa y suave’”. Cualidades que también pueden usarse para describir el vino. Luego, se les pidió a los participantes beber vinos tintos y blancos escuchando estos cuatro estilos de música y cuando terminaron de beber, se les pidió que describieran el vino. “Lo que encontramos fue que las calificaciones del vino tendían a reflejar las calificaciones de la música que se estaba reproduciendo de fondo”, dijo North.

Así, este estudio concluyó que, por ejemplo, el Cabernet Sauvignon es la variedad más idónea para escuchar rock, mientras que un Syrah es más interesante beberlo con una ópera de fondo ¿Te animas a hacer la prueba?  Es una buena excusa para probar vinos con una intención diferente y vivir una experiencia nueva. Si es que necesitas una recomendación, te invitamos a hacerlo bebiendo una copa de Gravas del Maipo Cabernet Sauvignon o una copa de Casillero del Diablo Shiraz. Dos excelentes ejemplares de estas variedades.

Pero sobre la relación entre la música y el vino se ha estudiado más aún. Considerando que vino y música son vibraciones que nuestro cuerpo percibe, el profesor de psicología experimental de la Universidad de Oxford, Charles Spence, también estudió por años sobre la relación entre el sonido y el sabor. Así fue como concluyó que las personas pueden obtener un 15% más de satisfacción con sus vinos, si beben y escuchan simultáneamente el tipo de música adecuado. Es decir, si la relación entre vino y música es la correcta, la experiencia puede multiplicar la sensación de placer.

Y tú, ¿has tenido buenas experiencias con combinaciones particulares de música y vino? Este estudio recomienda maridar vinos dulces como Late Harvest Rosé 2019 con música con un tempo lento y un tono alto pero suave. Idealmente el piano. Mientras que para vinos con notas a vainilla como Casillero del Diablo Chardonnay es mejor oír música de timbre suave, ritmo uniforme y tempo lento.

Este informe también incluyó otros descubrimientos interesantes. Como que la música lenta puede favorecer que los aromas duren más en la boca. En cambio, si es más rápida que duren menos. O que mientras más disfrutes de la música que escuchas, más te gustará el vino que bebes. Un efecto que se asocia con la transferencia de sensaciones.

Sin embargo, la relación entre el vino y la música no sólo ha sido estudiada sobre sus efectos en los humanos. Sino que también en el vino mismo.

En la elaboración de los vinos biodinámicos, una práctica muy común es que los enólogos pongan música en la sala de barricas donde se guardan los vinos. Pues se cree que la vibración y frecuencia de la música es capaz de mejorar la calidad del vino, especialmente en su proceso de guarda. Debido a que las ondas electromagnéticas o hertzianas son capaces de transportarse en cualquier medio, estas serían capaces de afectar las moléculas del vino dentro de la barrica. De esta manera, hoy es posible escuchar música en salas de barricas de todo el mundo.

Ahora ya sabes. La próxima vez que quieras beber una copa, la música podría ser tan importante como el vino que escojas.

Vinos Relacionados

20
17

Cabernet Sauvignon
Ver más

20
20

Chardonnay
Ver más

20
19

Syrah / Shiraz
Ver más

20
19

Rosé
Ver más