Concha y Toro

Francisca Jara 03/06/2021

Todo sobre el vino

Sommeliers: expertos en el disfrute del vino entregan sus secretos

Compartir

Cada vez que hablamos de armonías entre comida y vino, nos referimos al balance y potencial perfecto que ambos elementos pueden alcanzar. Mientras algunas personas tienen la facultad de encontrar armonías de forma innata, mi experiencia me ha demostrado que la práctica hace al maestro. No hay dudas de que el entrenamiento constante de los sentidos nos permite desarrollar más habilidades y conocimiento. Y justamente a esto se dedican quienes deciden convertirse en sommelier.

Los sommeliers son expertos en bebidas como el agua, infusiones, licores, destilados, aunque, sobre todo, vino. Tienen la habilidad de intuir al vino y conocer su potencial desde que se encuentra en la botella, pero desde el punto de vista (y gusto, por cierto) del consumidor. Por esta razón son una figura muy importante en el mundo vitícola: son los profesionales de la experiencia, del ritual del disfrute. Tienen conocimientos en enología, viticultura, guarda de vinos y probablemente sean las personas más indicadas para escoger un maridaje o para pedir una recomendación. Suelen trabajar en el servicio de restaurantes guiando a los comensales a escoger la mejor botella para su menú, a cargo de la selección de vinos de hoteles o haciendo catas de vinos en viñas. Pero también se les puede ver como críticos, escritores especializados, profesores o asesores.

El mayor título que un sommelier puede alcanzar es el Master Sommelier. Un grado se puede obtener luego de ¡10.000 horas de práctica!, aunque este esfuerzo tampoco es una garantía pues además necesitan un riguroso proceso de selección: pasar una prueba oral, un examen de cata de vinos y otro sobre el servicio.

Hoy 3 de junio se celebra el Día del Sommelier, y para celebrarlo le preguntamos a cuatro destacados sommeliers de Concha y Toro, la siguiente pregunta: Si pudieras dar un solo consejo o secreto para disfrutar mejor del vino ¿cuál sería este?

A continuación, sus respuestas:

  • Massimo Leonori, Head Sommelier Concha y Toro

 

 “Yo creo que hay cuatro puntos que cumplir: tener una copa amplia de buena calidad; tomar el vino a la temperatura correcta; servirlo con una comida adecuada; y, por último, estar en buena compañía. En mi opinión, creo que no tiene mucha gracia tomarse un vino solo”. Leonori explica que «no es necesario una copa de una marca en particular, siempre que sea de cristal y de buen tamaño”. Cualquier vino de alta gama como Carmín de Peumo, por dar un ejemplo, “se beneficiará con una copa de este tipo porque le da oxigenación y se puede percibir mejor la complejidad aromática del vino”, agrega.

 

  • Soledad Manríquez, Supervisor de Sommelier

 

“Si hay algo que me ayuda mucho para potenciar mi capacidad sensorial, es el cerrar los ojos en el momento de sentir aromas. Me transporto, me conecto fácil y libremente con la naturaleza, comidas, recuerdos, lugares y personas. Lo puedo relacionar con el conocimiento o la información que manejo. Como dice la escritora y periodista mexicana, Ángeles Mastretta, “¿Cuántas veces cierra uno los ojos no para ver y cuántas para ver mejor?”, y estoy totalmente de acuerdo. Es el momento en que yo genero expectativas de un vino, y el paso siguiente es que la boca o el paladar tiene el veredicto.

Creo que algo básico es detenerse y gozar los pasos de una cata. Eso es esencial para conectarte con el placer. Cada paso es muy entretenido, hay que darse el tiempo, que pueden ser segundos, para conectarnos con nuestros sentidos.”

 

  •  Dalva Sulzbacher Renner, Jefa de Servicio / Sommelier Wine Shop

 

“La conexión con el entorno y el momento son fundamentales para poder disfrutar un vino. Porque puedes abrir el mejor vino del mundo, pero si no estás bien contigo o con tu mente en otro lugar, no lo vas a disfrutar”.

 

  • Jazmín Adriazola, Sommelier Wine Shop

“Para mí el vino es un integrador de grandes ocasiones: generalmente nos reúne cuando estamos en familia o acompañados de los amigos. Yo siempre aconsejo la decantación por oxigenación y también tener una buena copa. Creo que son dos factores muy importantes para transformar el vino en un ritual. Oxigenarlo para disfrutar mejor de los descriptores aromáticos que tiene cada variedad, porque cuando servimos una copa inmediatamente desde la botella, vamos a disfrutar de la sensación alcohólica y no así los descriptores aromáticos que tiene cada variedad. Ese el error más grande que comete el consumidor”.

Marques de Casa Concha Etiqueta Negra es una mezcla de Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Petit Verdot, que Jazmín asegura que gana mucho con la oxigenación por decantación al tratarse de “un vino que está joven, que necesita un poco más de tiempo y que sólo puede mejorar con la oxigenación”.

“Otro consejo, que es como la regla básica, es que siempre se tome a la temperatura adecuada. Para poder tener un mayor disfrute, sentir los aromas y las distintas sensaciones en nuestra boca, la temperatura ideal en el caso de los blancos (como Terrunyo Sauvignon Blanc) es fríos, y en los tintos a 14 o 16 grados C. Y también transformar el vino en un ritual. Porque estamos acompañados de los amigos, nos reúne. Yo creo que eso es importante”.

Vinos Relacionados

20
17

Carmenere
Ver más

20
18

Etiqueta Negra
Ver más

20
19

Sauvignon Blanc
Ver más