5 curiosidades sobre el Carmenere

access_time 2020 · 11 · 13

1-  Durante muchos años fue confundida con Merlot

Peumo_18_copia

El error fue descubierto en 1994 por el profesor de ampelografía (que estudia las variedades de uva) de la Universidad de Montpelier en Francia, Jean-Michel Boursiquot, mientras visitaba una reconocida viña chilena del Valle del Maipo. Una ex alumna que se encontraba trabajando en esta viña, lo invitó a conocer los campos y las variedades que allí tenían plantadas, entre ellas “un nuevo plot de Merlot”. Pero para Boursiquot, por la forma de las hojas y sus puntas de color naranjo no parecían que fuese Merlot. Luego de dudar por unos minutos miró sus flores y ¡ahí estaba! Sus estambres estaban retorcidos, como lo son los estambres de las flores del Carmenere.

2-  Contiene un alto nivel de pirazinas

Captura_de_pantalla_2020-10-15_a_la(s)_15.30.49

En vinos tintos como el Cabernet Sauvignon, el Cabernet Franc y el Carmenere es común encontrar aromas a chocolate, hoja de tomate, pimienta negra, eucaliptus y pimiento morrón, dados por un compuesto aromático llamado pirazina. En pequeñas cantidades estos aromas pueden ser agradables. Pero hay quienes consideran que, si son muy intensos en un vino tinto, este se vuelve desagradable. De todas maneras, con el paso de los años las pirazinas se suavizan, revelando notas a chocolate y guindas, como ocurre con Carmín de Peumo 2017.

3- Suele mezclarse con otras cepas

CONCHA_Y_TORO_-_FOTOS_POR_ESTUDIO_CC-9660

En Chile, la mayoría de los vinos Carmenere son realmente una mezcla de 85% Carmenere más un 15% de otra cepa. Debido a que el Carmenere entrega sabores a frutas como las frambuesas, cerezas, algo de amargor y aromas a pimiento morrón, cuando se le incorporan otras variedades el vino gana más complejidad y estructura. Por eso, suele mezclarse con un poco de Merlot, Cabernet Sauvignon o Petit Verdot. Marques de Casa Concha Carmenere 2018, por ejemplo, tiene apenas un 5% de Cabernet Sauvignon que le aporta a la mezcla mayor profundidad y exuberancia.

4-  Chile la reconoció como variedad en 1998

post4

Se estima que el Carmenere fue trasplantado a Chile desde Francia, entre los años 1840 y 1890, luego que dejara de plantarse en Burdeos por su alta sensibilidad a la filoxera (un parásito que ataca a las parras). Pero luego de ser redescubierta, debido a que el Ministerio de Agricultura todavía no la reconoció como variedad hasta 1998, salió al mercado en 1996 bajo el nombre de Grand Vidure.

5-  El Carmenere no sólo se encuentra en Chile

post5

Luego de este renombrado hallazgo del Carmenere en Chile, muchos creen que esta cepa se produce únicamente en Chile, pero no es así. Si bien son poco comunes, hoy se pueden encontrar vinos de Carmenere provenientes de países como Italia, Australia, Estados Unidos e incluso Brasil.

Compartir

¿Eres mayor de edad?

Lo sentimos

No puedes acceder al contenido del sitio si no eres mayor de edad.