Concha y Toro

Francisca Jara 10/02/2021

Vino y maridajes

Despierta tus sentidos con chocolate y vino

Compartir

En San Valentín, los regalos más comunes para nuestros seres queridos suelen ser vino y chocolate. Y cómo no, si son ingredientes perfectos para despertar los sentidos y endulzar el alma. La paradoja es que, a la hora de disfrutarlos juntos, esta combinación es bastante desafiante.

Resulta que, en general, el contenido graso de los chocolates recubre demasiado nuestro paladar y tapa los sabores del vino. También ocurre que los chocolates de leche suelen chocar con vinos muy secos (sin dulzor). O que la mezcla de un chocolate amargo con un vino tinto seco y de cuerpo robusto, exacerbe la presencia de taninos en nuestra boca (porque el chocolate también tiene taninos), volviéndose amargo y ácido en el paladar.

¡Pero no te asustes! Solo queremos que estés al tanto de las posibilidades, y así ayudarte a escoger las opciones más adecuadas. Porque cuando la selección de chocolate y vino es la correcta, puede transformarse en una experiencia estimulante.

Un consejo muy práctico que da Fiona Beckett, columnista de Decanter, es pensar en el tipo de fruta que funcionaría con un chocolate en particular, y encontrar un vino que contenga ese sabor. Como chocolate amargo y un Moscatel con notas a naranja, por ejemplo. Mientras que Sarah Jane Evans, Máster Sommelier y autora del libro Chocolate Unwrapped, dice que “para hacer un matrimonio perfecto se necesita un tercer elemento: dulzura, ya sea del azúcar residual o una suave sensación de riqueza del alcohol”. A continuación, te contamos sobre algunos maridajes que no fallan.

 

 Chocolate amargo con Malbec argentino

Como mencionamos anteriormente, los vinos con un poco de azúcar residual pueden ayudar a suavizar el amargor de los taninos de un chocolate con alto contenido de cacao (al menos un 35%). En este caso, algunas opciones para irse a la segura son el Oporto o un Late Harvest. Pero si quisieras hacer la prueba con un tinto, Terrunyo Malbec 2016 del Valle de Uco (en Mendoza), es un vino de entrada dulce y de una graduación alcohólica de 14,3 grados, dos características que lo transforman en el candidato ideal para maridar una barra de chocolate amargo.

 

Chocolate de leche con Viognier o Pinot Grigio

Si prefieres los chocolates más dulces, con un importante contenido de crema y un nivel de concentración de cacao menor, estos funcionan muy bien con vinos blancos aromáticos y ligeramente dulces como Casillero del Diablo Viognier, Casillero del Diablo Pinot Grigio o un Gewürztraminer. O si buscas un tinto, vinos de variedades frutosas y de cuerpo medio como un Merlot o espumantes dulces son excelentes opciones también.

 

 Chocolate blanco y Sauvignon Blanc

Porque básicamente no contiene cacao sólido, sino que es una mezcla de mantequilla de cacao, azúcar y productos lácteos como la leche, el chocolate blanco es muy dulce, de textura cremosa y sabor sutil. Por esto, es que vinos blancos livianos y secos pueden ser un buen contrapunto para refrescar el paladar. Una idea es maridarlo con un Riesling seco, y la otra es con una copa de Terrunyo Sauvignon Blanc.

Es importante mencionar que al igual que los vinos, cómo se hace el chocolate es igual de importante que su origen. Y que los grandes terroirs del cacao son Venezuela, Ecuador, Madagascar, Vietnam y Perú.

Esperamos que estos datos te ayuden a escoger mejor tu próximo maridaje de chocolate y vino. ¡Feliz San Valentín!

Vinos Relacionados

20
19

Sauvignon Blanc
Ver más

20
20

Pinot Grigio
Ver más

20
20

Viognier
Ver más

20
16

Malbec
Ver más